Rusia ejerce presión

La inflación de la zona del euro subió a un nuevo máximo histórico, aumentando la presión sobre el Banco Central Europeo para que elimine el estímulo y eleve las tasas de interés, ya que la actual crisis entre Rusia y Ucrania continúa ejerciendo presión sobre los suministros energéticos en el continente. 

En concreto, se dio a conocer que los precios al consumidor subieron un 7,5 % con respecto al año anterior en abril. La energía sigue siendo el centro de atención desde que Rusia detuvo el suministro de gas natural a Polonia y Bulgaria, amenazando a otros miembros de la Unión Europea con lo mismo si no pagaban el combustible en rublos.

BCE

Los funcionarios del BCE están cada vez más preocupados de que las presiones de precios persistentes conduzcan a una inflación más permanente por encima de su objetivo del 2 %, lo que indica que el fin de las compras de activos a gran escala y las tasas de interés en mínimos históricos pueden llegar en el verano.

Pero estas decisiones, en la agenda de la reunión del BCE del 8 al 9 de junio, se complican por la extrema incertidumbre de las perspectivas, ya que la guerra de Ucrania daña la confianza y aumenta el temor a la escasez de energía.

Movimiento de los precios

Esta mañana, el índice euro (EXY) se negocia sobre los 105,01 pts., perdiendo un 0,54%. 

 

Fuente: ABC

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *