Reino Unido considera bloquear el acuerdo de adquisición de Nvidia y Arm

La Autoridad de Competencia y Mercados del Reino Unido (CMA), está considerando bloquear la adquisición del diseñador de chips Nvidia Corp., y la empresa británica Arm Ltd por posibles riesgos de seguridad nacional.

La entidad pretende investigar la fusión entre ambas compañías y evaluará la competencia, la jurisdicción y el impacto de seguridad nacional del acuerdo, y los riesgos que este implique para el país.

Por su parte, Nvidia dijo que está trabajando en el proceso regulatorio con el gobierno del Reino Unido y espera resolver cualquier duda que puedan tener sobre el nuevo acuerdo.

NVIDIA y ARM

Es una suma de gigantes fabulosa que no pocos temen. Y no sin razón. Desde los primeros rumores de adquisición el pasado verano, desde varios ámbitos se pusieron sobre la mesa las potenciales cuestiones de monopolio y anticompetitivas que plantean este tipo de operaciones en general y que en el caso de ARM alcanzan su máximo exponente.

Hay que recordar que ARM Holdings es hoy una compañía imprescindible para la industria. Tiene acuerdos de licencias con centenares de fabricantes y sus diseños de arquitectura están presentes en miles de millones de dispositivos, en el 100% de smartphones que se venden en el planeta, pero también en otros dispositivos móviles, ordenadores personales, embebidos y servidores para centros de datos

Seguridad nacional

Todas estas licencias son la explicación de que una compañía que no produce ni vende producto alguno tenga una valoración tan alta.

El conglomerado japonés Softbank abonó la friolera de 32.000 millones de dólares para adquirir ARM Holdings en 2016 y NVIDIA subió la apuesta el año pasado al ofrecer 40.000 millones de dólares.

La gran pregunta es si NVIDIA mantendrá la necesaria ‘neutralidad‘ para que ARM siga ofreciendo sus licencias como hasta ahora de manera igualitaria para todos los fabricantes.

Sus ejecutivos han prometido que así será, anunciando que ARM Holdings seguirá siendo una compañía independiente y con sede en Reino Unido. Y tiene que serlo porque la industria se juega mucho con esta operación.

Fuente: Reuters

Editado por Christian Peña

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *